El empate del Levante deja fuera al Real Jaén

Copa del Rey

Publicado el: 12 de enero de 2020  -  18:46h
Escrito por Paulina Rodriguez
16 views

El Levante deja fuera al Real Jaén en esta Copa del Rey. Aguantó hasta los penaltis y allí apareció Aitor Fernández. El meta detuvo un lanzamiento y mandó al conjunto ‘granota’ a la siguiente ronda. La llamada de SOS del modesto club andaluz se quedó a tan solo once metros de ser escuchada.

Necesita el Jaén alrededor de 400.000 euros para hacer frente a una deuda que amenaza con provocar su desaparición. Realizada la machada de ‘cargarse’ al Alavés, el equipo andaluz pretendía hacer lo mismo con el Levante y garantizarse un equipo Champions en la siguiente ronda. O lo que es lo mismo, una entrada en el estadio de La Victoria que rondaría sin problema los 400.000 euros.

Y todo se fue poniendo de cara para que esa situación se diese. Poco importó que el Levante golpease primero con un gol de Sergio León, muy vivo para rematar en el primer palo una falta lateral. Incluso las constantes apariciones de Hernani no debilitaron a un Jaén que siempre creyó en la sorpresa.

 

No tenía pinta de ello en el comienzo, pero un inexplicable pisotón de Vukcevic, al filo del descanso, abrió una rendija hacia la siguiente ronda por la que intentó asomarse el Jaén. El Levante, pese a estar con uno menos, había sabido gestionar bastante bien la presión rival.

Tuvo que ser otro error individual el que aumentase la esperanza local. Melero sacó el pie de manera inoportuna dentro del área y regaló un penalti. Miguel Martín estrelló su lanzamiento contra Aitor -había sustituido a Oierpor lesión en la primera parte- pero el posterior rechace lo envió a la red.

Aitor entra en escena

A partir de ahí, apareció la figura de Aitor. El meta salvó a los de Paco López en un par de intervenciones de mucho mérito. La última, a escasos minutos del final de la prórroga cuando el Levante ya intentaba sobrevivir con nueve jugadores. Cabaco había visto poco antes la segunda amarilla. Los penaltis, por tanto, eran el camino más fiable para el equipo ‘granota’.

La tanda fue de una ejecución casi perfecta. Nadie se arrugó hasta el último lanzamiento, cuando Juancar se equivocó con un golpeo demasiado centrado y Aitor hizo el resto. La aventura de un Jaén asfixiado tocó a su fin. Y es que el fútbol no entiende de romanticismos, y mucho menos de necesidad.

 


Deja tu Comentario

Lo más visto

Lo último

¡Conviértete en un miembro de nuestra comunidad en línea y obtén toda la información deportiva al instante, suscríbete a nuestro Newslwetter ¡ahora!